Historia

Anna Ecológica 100% nació de la motivación y el convencimiento de dos emprendedoras, Silvia y Rosa, de poder acercar hasta las cocinas de colectividades, restaurantes, hoteles e industria, los mejores productos ecológicos, directamente y sin intermediarios, desde nuestros propios campos y desde los de agricultores, ganaderos y elaboradores de proximidad.
Así Anna Ecológica ha ido creciendo gracias a la sensibilidad por lo bien hecho, la certificación y garantía de que todos nuestros alimentos son de producción ecológica, que llegan hasta nuestros consumidores libres de pesticidas, químicos y manipulaciones transgénicas, elaborados y cultivados con respeto al medio ambiente.

Todo tan simple como acercar verduras, legumbres, zumos, pastas y carnes… de lugares próximos y que guardan todas las garantías de la cadena ecológica a comedores, restaurantes y productores con el firme convencimiento de que las cosas se pueden hacer de otra forma.

¿Por qué consumir productos 100% ecológicos?

Porque son Saludables.

Algunos especialistas en nutrición afirman que gran parte de las enfermedades degenerativas tienen su origen en la alimentación. Los productos ecológicos están libres de residuos procedentes de pesticidas, antibióticos, fertilizantes sintéticos, aditivos y conservantes, muchos de ellos utilizados en la agricultura convencional.

Porque son frescos, sabrosos y de temporada.

Los alimentos ecológicos no contienen aditivos de síntesis y por tanto son cultivados respetando los ritmos naturales aprovechando los mejores productos en su mejor momento. Fruta y verdura fresca y de temporada, directamente del campo donde las hemos recogido en su punto óptimo de maduración, recuperando gustos originales, conservando el auténtico aroma, sabor y color.

Porque son sostenibles con el medio ambiente.

Cuándo consumimos alimentos de cultivo ecológico colaboramos en la conservación del medio ambiente y minimizamos la contaminación de la tierra, el agua y el aire. La agricultura ecológica produce menos dióxido de carbono, previene el efecto invernadero y ayuda al ahorro energético. Sin pesticidas que puedan dañar al medio ambiente.

Porque son responsables con el bienestar animal.

El reglamento europeo contempla medidas específicas para la ganadería ecológica en lo que respecta a la habitabilidad en las granjas con el objetivo de evitar el estrés de los animales y potenciar el crecimiento en semi libertad. Animales con garantías de no haber sido manipulados genéticamente, que se cuidan de forma preventiva, evitando la administración de antibióticos, tranquilizantes u hormonas.

Porque no contienen organismo modificados genéticamente.

La agricultura ecológica quiere conservar e impulsar la variedad genética de las especies y tipos; y con ello la riqueza de los paisajes de cultivo y contribuyendo a preservar alguna variedad de gran valor nutritivo y cultural. En la agricultura ecológica no se autorizan los organismos genéticamente modificados (OGM) o transgénicos. El cultivo de OGM puede contener consecuencias negativas para el medio ambiente, conduce a la uniformidad genética, lo que significa una pérdida de variedad.

Porque son responsables con la tierra y la naturaleza.

La agricultura ecológica fertiliza la tierra y frena la desertificación, favorece la retención del agua y no contamina los acuíferos, fomenta la biodiversidad, mantiene los hábitats de los animales silvestres, respeta los ciclos naturales de los cultivos, favorece la biodiversidad. En resumen, respetan el equilibrio de la naturaleza contribuyendo a la preservación del ecosistema y al desarrollo rural sostenible.

Porque tienen máxima calidad.

Los alimentos ecológicos provienen de la agricultura o ganadería ecológica, sujeta a control desde el campo hasta la mesa mediante el Reglamento Europeo 2092/91. Todos nuestros productos son 100% ecológicos en toda su trazabilidad (materias primas, procesos de elaboración, envasado, etiquetado…), con certificados ecológicos en vigor emitidos por el consejo regulador correspondiente.

Porque son de Proximidad, son productos de Km0

Productos locales y de proximidad. No consideramos que, si te apetece comer una lechuga, ésta tenga que venir de miles de kilómetros cuando la tierra que nos rodea es fértil y feraz, capaz de dar los mejores y más sabrosos frutos.

Porque se consigue trato justo y sin intermediarios con el agricultor y ganadero.

Porque trabajamos mano a mano con ganaderos, agricultores y productores ecológicos con quienes mantenemos estrecha relación para ofrecer los mejores frutos de la tierra y traerte directamente y sin intermediarios sus productos a tu mesa.

Calidad

En Anna Ecológica observamos estrictamente la legislación vigente para el cumplimiento de la certificación ecológica. Anna Ecológica 100% está certificada por el CCPAE con código de control CT/ 2237/EC

Validamos que todos nuestros productos tengan la certificación en regla y vayan etiquetados con el certificado vigente. Con esto nos aseguramos que todo producto ha sido cultivado o producido sin químicos de ningún tipo, que no lleven ingredientes transgénicos ni aditivos químicos no autorizados, es decir; es producto 100% ecológico.

Nuestro compromiso con la innovación y la calidad, hacen que siempre nos preocupemos por ofrecer más y mejores productos, abastecer de la manera más eficaz a los centros y comedores, e introducir nuevos productos certificados y de proximidad con las máximas garantías.

Ponemos a su disposición nuestras políticas de Inocuidad alimentaria y certificados:

Política de Inocuidad Alimentaria
Cuidamos de la salud de los tuyos con el mejor de los productos.